.

.

jueves, 13 de septiembre de 2012

Parada imprevista

P.K. 49 Madrid. ©Tomás Alonso
El parar para alimentar a tu hija en los sitios mas insospechados te hace encontrar estas imágenes.

7 comentarios:

Jesús Sánchez Martín dijo...

Yo también he visto descampados que nunca creeríais...

Sonia dijo...

Que chulo seguirte la pista por los sitios que visitas con tu peque.
Un beso

Eleni Ti dijo...

Vaya, se descubren paisajes chulos, pero ni por asombro más chulos y bonitos que verlas a ellas comer, eso sí que es hermoso!!! Besos a los tres.

Luis L. dijo...

Cuando pases por Madrid no dejes de visitarnos.

Tere dijo...

Dar de mamar es estar en la gloria y ese sitio debe de ser lo más parecido.

Anónimo dijo...

Me encanta esa estampa

TO+ dijo...

Jesús, si es que esto no es otra cosa que sumar y sumar a la vida. ¡que alegría compartir también esta experiencia!
Sonia, podría hacer un mapa ¿verdad? La verdad que Inés ha llegado a sitios que yo tardé en ir como 16 años (el mar, el metro, a Madrid...) Es otro momento.
Elena, ¡que gusto! Verlas mamar, disfrutar, descansar, reir... son una pasada. Es imposible describir y lo mejor es ¡vivirlo! muchos besos para Vera y también para vosotros.
Luis, habrá más ocasiones y con más calma, no te preocupes.
Tere, no lo dudes. "Mano de santo"