.

.

domingo, 8 de junio de 2008

No se puede ser el primero...

Lago Titicaca, Bolivia. ©Tomás Alonso
... y por eso me han dado el segundo premio en el concurso fotográfico "Un trabajo decente y justo" organizado por Sotermun. La foto lleva por título: "Ella es la que madruga". La ganadora ha sido la italiana Alessandra Moscadelli.

PRIMER PREMIO: "Niños trabajando en el desierto del Thar"
Foto: Alessandra Moscadelli (Italia)

16 comentarios:

justo rodríguez dijo...

- Enhorabuena, me gusta más la tuya.
Si el premio es en metálico, te debes una copa. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Felicidades. En esto de los premios al final resulta que no siempre gana quien se lo merece.
En tu caso, incluso el segundo premio, creo que es el agradecimiento de todo el trabajo y esfuerzo que estás haciendo por gritar y demandar un trabajo justo y en condiciones. Muchas gracias por todo ello.
Toni

Quique dijo...

Joder, que cojonudo. Me sumo a la demanda del Justo este de que lo celebres conlos buenos amigos.

Anónimo dijo...

Pero que callado que lo tenías. Muchas felicidades. Tu foto también me gusta más. La del primer premio es más típica,mas de siempre. La escena que nos regalas es completísima. Felicidades por el premio.
Lucía

Anónimo dijo...

Yo lo que demando es que nos enseñes mas fotos de esta aventura tuya por Bolivia Necesito ver esas fotos cercanas con gran angular, poruqe tu si que eres de los que estás cerca de lo que pasa. Lo dicho, que nos enseñes más fotos de Bolivia.

J.Manuel dijo...

Si,si. estás tan cerca de lo que pasa con el angular que casi siempre te metes en nuestros planos y encuadres. Con mucho cariño. ¡Como me alegro del preimio Te lo mereces.

Anónimo dijo...

Gustándome mucho tu foto, la del primer premio es muy buena, yo soy mucho de primeros planos. Bueno, pos pa eso están los jurados, digo yo.
Miguel B.

Anónimo dijo...

Yo a lo que me apunto es a los copazos. Que sí Tomás, que felicidades.

Raúl dijo...

S me ha olvidado poner un nombre, para lo de los copazos de arriba. Apunta también en la lista: Raúl y compañía.

laura dijo...

Felicidades también a tí por "madrugar con ella". Para captar esto hay que estar ahí y mirar con tus ojos. Un beso.

Ramón dijo...

¿Por qué los premios siempre se dan a imágenes que pasan a miles de kilómetros de nuestro país? ¿Se premian fotos o ver quien viaja más lejos? ¿Seremos capaces de reconocer buenas fotos sin que tenga que salir la cara cuarteada de un latino, la cara morena de un afriano o los ojos rasgados de un asiático?
Tu foto Tomás, me gusta, y otras muchas de este blog. Me gustaría conocer también tu opinión

Martín Schmitt dijo...

A mí también me gusta mucho más la tuya, Tomás. Además, conozco ese sitio y sus gentes porque viví 5 años en Bolivia. Un abrazo y enhorabuena!!!

justo rodríguez dijo...

- Per tú Martín, dónde no has vivido...?

alegriadevivir dijo...

¡Serás...!y no decir nada, pues nada Enhorabuena chaval, me alegro por ti la verdad es que las dos fotos son muy buenas, creo que sirves pa esto jeje. Sigue poniendo fotos, a mi ya me has enganchao a practicar.

TO+ dijo...

Gracias a todos por las felicitaciones. Lo podemos celebrar cuando queráis. El premio es en metálico pero lo voy a destinar al "proyecto kiswaras" en El Alto (Bolivia); pero la celebración corre de mi cuenta (bueno, de mi pequeña cuenta).
La verdad que es una forma de agradecer la oportunidad que tuve de acercarme a estos lugares, compartirlos tan intensamente y recoger con la cámara algo de lo que mis ojos pudieron ver. Que suerte la de Martín de poder haber vivido unos años por allá. (Me imagino que me dirás que la misma suerte o parecida de la de estar ahora viviendo por acá).
Ramón lanza unas preguntas la mar de interesantes. Prácticamente esas preguntas se las hice yo al maestro Ramón Masats (precisamente tocayo tuyo) en una ocasión que tuve oportunidad de coincidir con él. Soy un gran seguidor de su trabajo y en su exposición me dijo que no es necesario viajar mucho, ni muy lejos. El buen fotógrafo es el que es capaz de recoger bellas imágenes de lo cotidiano, de lo cercano... y a la par, eso es lo difícil. Él, en broma, decía que por eso tenía que viajar tanto.
Yo creo algo parecido. Es muy injusto los premios conseguidos a base de imágenes captadas en otras latitudes y valorar más eso que la foto en sí. En el ejemplo de todo esto recuerdo el fallo del jurado del concurso fotográfico "El hombre de Atapuerca" que seleccionó, pero no premió, una serie de fotos captadas en Euskadi durante un minuto de silencio en una fábrica. La forma de mirar de ese fotógrafo me pareció mucho más completa que el reportaje ganador de fotos en el desierto africano. Como este, muchos.
La historia es que estés donde estés, sea aquí o allá, seas capaz de transmitir en una imágen fija la alegría, tristeza, incertidumbre... de lo que allí tu vives o están viviendo otros.... y en el caso del fotoperiodismo, que además informes a través de ello.

Anónimo dijo...

Ése es mi Tomasín! Felicidades por compartir el premio con los protagonistas, como no podía ser de otra forma conociéndote un poquito. Vente a Logroño a ver a Masats. Besos