.

.

martes, 22 de enero de 2008

Toda una vida

©Tomás Alonso
En Opio, pueblecito al norte de Burgos, me encontré con su único habitante. Su mujer descansaba en la cama.

1 comentario:

justo rodríguez dijo...

Magnífico el abuelo...